Pequeños ejercitos ganaron grandes batallas

Pequeño ejercito es lo unico que hemos necesitado para alcanzar una merecidisima victoria, pero no siempre fuimos pocos, a principios de verano se planteo la huelga como mayor exponente de lucha para frenar los abusos que veniamos sufriendo desde hacia años y que lejos de aminorar amenazaban directamente con volverse extremadamente agresivos, en esos momentos el ambiente se sentia lleno de valentia y compañerismo, la gran mayoria de trabajadores, independientemente de las siglas que llevasen a sus espaldas, elevaron un puño al aire acompañado por un intenso grito de lucha, “A LA HUELGA” deciamos tod@s, las miradas cruzadas ya no eran de recelo sino de complicidad, los enemigos se volvieron hermanos y l@s cobardes se armaron de valentia por un objetivo común, no hablabamos de perdida economica ni de mas horas de trabajo ni siquiera de la amenaza de despidos que se afianzaba sobre nosotros, hablabamos de respeto, de orgullo y de firmeza, hablabamos de defender lo heredado, de homenajear a quienes un dia lucharon para ser quienes somos, con todos esos sentimientos nos armamos de furia y dimos el golpe en la mesa, “no hay marcha atras”, nos repetiamos una y otra vez, pero a medida que fue pasando el verano las perspectivas que pusimos se fueron difuminando, la cobardia se volvio a apoderar de quienes en algun momento se sintieron valientes, la hipocresia nos la volvio a jugar arrancandonos el sentimiento de hermandad que con cautela comenzamos a asimilar y la firmeza de la que presumian casi tod@s se reservo para unos pocos compañer@s que gozan de una vision personalizada lejos de los erroneos consejos y las mentiras sin fundamento propios de una agrupacion sectaria que consiguio abducir y confundir a gran parte de la plantilla usando la estrategia que mejor conocen, infundiendo el miedo haciendo declaraciones contradictorias a la realidad y logrando asi que quienes razonaban en un principio acabasen escondiendo la cabeza esperando pasar inadvertid@s mientras perdurase la tormenta. Nos dimos cuenta que nuestro gran ejercito con el que se abria un gran abanico de posibilidades para exigir cualquier cosa se habia reducido drasticamente a un simple grupo de guerrilleros fieles a nuestros ideales pero con poca potencia de choque, esta realidad nos desmoralizo a tod@s por completo e incluso nos planteamos el desistir, pero habiamos llegado lejos y algo dentro de nosotros nos decia que era posible, que no queriamos un compañerismo masivo lleno de traidores a los que vigilar de cerca, que lo unico que necesitabamos eran tod@s es@s compañer@s fieles y de pensamiento independiente que nos proporcionasen la seguridad de que tanto fuera junto a nosotros como dentro realizando “sevicios maximos” podriamos contar con ellos sin ninguna duda.
Llego el dia señalado en nuestros calendarios desde hacia meses, el 30 de septiembre de 2012 a las 22:00 horas, a tan solo 2 horas de otro dia señalado para mi donde comenzaba otra etapa dejando atras mi vida de veinteañero, y asi comenzamos la primera batalla con incertidumbre de que fuerzas podiamos emplear y no fue muy satisfactorio cuando despues de toda una noche sin descansar perseguidos tanto por la empresa como por el propio hospital mientras los dos centros principales del complejo echabamos un mano a mano creando desconcierto y sorpresas continuas entre los peces gordos de esa cupula cerrada que hay entre hospital y empresa, pero a pesar de nuestros esfuerzos a la mañana siguiente una lagrima de desolación recorria nuestro rostro cuando vimos la falta de apoyo casi integra y que trabajadores sumisos a la empresa no solo iban a trabajar dispuest@s a esforzarse mas que nunca para dejar el hospital impecable, lo que ya se considera una gran falta de respeto por los que estabamos en la calle defendiendo algo que lamentablemente tambien les pertenece, sino que veiamos incredulos como se reian de nosotros y nos miraban con desprecio como si estuviesen viendo al enemigo. Pero ese mismo dia el modus operandi dio un giro de tuerca de 180º y entre risas y canticos de celebración por mi cumpleaños comenzaron a llegar cada vez mas invitados a la fiesta, los tambores de guerra sonaban cada vez mas fuerte, el confeti se apoderaba de las calles y los estandartes al grito de “La limpieza dice no” se afianzaban en el campamento base, eramos pocos compañer@s, pocos pero con tanta ansia de victoria que los insultos y las traiciones de los que alguna vez consideramos compañer@s no nos desmoralizaban, nos hacian mas fuertes y las amenazas de los gigantes que creian ser superiores nos volvian enormes y en esos instantes la balanza se iba inclinando poco a poco a nuestro favor, intentaron todo tipo de canalladas para frenarnos, nos acusaron de actos gravisimos sin ningun tipo de fundamento, nos amenazaron con el despido diariamente, nos sentimos especiales cuando nos dedicaron un vigilante de seguridad para cada uno y estabamos seguros rodeados de policias de paisano. 3 dias compañer@s, 3 largos dias donde la guerra en principio planteada como encarnizada se volvio tactica y sigilosa, inteligente y rapida, 3 dias compañer@s, 3 largos dias donde algunos hemos estrechado lazos y otros los han deteriorado de por vida, 3 dias compañer@s, 3 largos dias donde hemos reido casi tanto como hemos llorado, 3 dias compañer@s, 3 largos dias donde nos habeis demostrado que sois gente importante en el dia dia de nuestras vidas, solo 3 dias compañer@s, solo 3 largos dias para demostrar lo que somos capaces y toda una vida para agradeceros  todo lo que habeis sacrificado, solo 3 largos dias para tumbar a un gigante que intento pisotearnos y no encontro donde poner el pie, solo 3 largos dias para desenmascarar a esos pobres diablos que se creen dios entre los dioses y tan solo son potros en el establo dando coces, solo 3 largos dias que perduraran en la memoria de muchos y se afianzaran en los corazones de unos pocos que hemos luchado, hemos sufrido y hemos apoyado la causa para salir victoriosos en contra de los deseos de muchos y aunque la recompensa sea para todos igual, la gloria sera para quienes hemos estado ahi, porque compañer@s “NOSOTROS SABEMOS QUIENES SOMOS”.
Anuncios

Autor:

Secretario General de CGT Sanidad Málaga

4 comentarios sobre “Pequeños ejercitos ganaron grandes batallas

  1. ole y ole!!!!!!! Ufff, no he podido evitar que se asomaran unas lagrimillas al leer lo que has escrito, yo estuve allí y lo viví con mucha intensidad, nervios, angustias…… y ahora que por fin parece que está solucionado puedo decir que estoy orgullosa de es@s compañer@s que formabamos parte de una minoría que el tiempo me ha demostrado que no estabamos equivocados y orgullosa de haberlo conseguido. GRACIAS COMPAÑER@S!!!!!

    Me gusta

  2. Me siento orgullosa de tenerte como a alguien de mi familia,sigue luchando por lo que crees y NUNCA te rindas eres como alguien que conoci durante mucho tiempo y lucho,no se callo perdio su empleo por luchar por lo que el,creia y jamas se arrepintio de nada de lo que hizo sigue y lucha por esas ideas que tienes y que nada ni nadie te apague la voz.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s